Ch.ACO Planta

Bajo la curatoría de la historiadora chilena Carolina Castro Jorquera, en este nuevo espacio se presentarán 8 proyectos de creación latinoamericana enfocados en la adaptabilidad y la colaboración.

 

En los últimos años, las ferias de arte se han transformado en plataformas de expansión del mercado, acogiendo modelos de gestión que van más allá del de galería comercial. Atendiendo a esa realidad es que surge Ch.ACO PLANTA, nueva sección de la feria, que busca reunir distintos espacios de creación que trabajen entorno a novedosos modelos de gestión.

Los espacios participantes tienen características diversas; por ejemplo, el chileno Sagrada Mercancía –que comenzó hace poco más de un año en un barrio donde no hay ningún espacio de arte, más que el Museo de la Solidaridad-, se asemeja a un garaje de autos, con un equipo de trabajo de lujo y exposiciones de artistas como Adolfo Bimer o Alejandro Leonhardt; o Sindicato, un espacio de República Dominicana formado por un grupo de artistas en el cual destaca la voluntad de poder expandir las relaciones dentro de la región caribeña y sur de América.

“Me interesa que sean espacios que vean el mercado como un lugar de experimentación y que tomen riesgos en sus propuestas expositivas”, cuenta la historiadora y curado del área, Carolina Castro Jorquera. “Buscamos fomentar proyectos de gestión y exhibición de arte que entienden su práctica y existencia como algo orgánico. Esto es un encuentro de energías, donde espacios de toda la región podrán trabajar conjuntamente para seguir creciendo y desarrollándose”.

 

¿Cuáles son las características principales de los espacios de Planta?
La flexibilidad y capacidad de adaptación ante los diferentes desafíos del mundo del arte. Son espacios que van mutando sus funciones durante el año; a veces acogen exposiciones, otras hacen de residencia de artistas, crean talleres o conversaciones. Son todos lugares de pensamiento y creación entorno al arte contemporáneo, un sector que cada día se expande más hacia el cruce con otras disciplinas y a una relación más experimental con el mercado. En esta primera versión, esta nueva sección refleja un modo de pensamiento que está operando en Latinoamérica y la idea es que en los años siguientes podamos expandirnos hacia otras regiones.

 

¿Qué espacios son un buen ejemplo de este nuevo fenómeno?

Proyectos Ultravioleta –de origen guatemalteco y a cargo de Stefan Benchoam-, es uno de ellos. Este espacio comenzó en 2009 como un lugar multidisciplinario haciendo exposiciones, intervenciones en espacios urbanos y mediando con otros proyectos locales, dentro y fuera de Guatemala. Con los años, Ultravioleta comenzó a participar en ferias pequeñas y de un día a otro entró a “las grandes ligas” del mercado en ferias como Liste en Art Basel o NADA. También hay otros proyectos como P!, en Nueva York de Prem Krisnamurti, que es un espacio muy pequeño en el Bowery donde se hacen exposiciones de muy buena calidad, o Lulu en México, a cargo de Chris Sharp, que recientemente se ha ampliado. Cada día más ferias de arte acogen a estos proyectos sin fines de lucro en secciones especiales y en Ch.ACO no quisimos quedarnos atrás.

¿Cómo se aborda desde la experimentación el mercado del arte?
El mercado no es algo a lo que hay que ser reactivo o temeroso, sino que hay que buscar modos de sacarle provecho siendo responsivos, no tan sólo monetaria sino que también intelectualmente. Por ejemplo, es cada vez más común ver nuevos espacios de arte sin fines de lucro porque, teniendo en cuenta que el sector del arte contemporáneo posee un flujo importante de dinero a nivel mundial, se hacía necesario utilizar ese dinero de otro modo, como comisionar obras de artistas, crear archivos, residencias y lugares donde poder reflexionar entorno al arte. El mercado muchas veces devora y absorbe todo, entonces ¿cómo poner en juego el valor simbólico del arte dentro de éste? A esta apuesta apunta la creación de Planta, ya que los espacios que han sido invitados están jugando un rol fundamental en el planteamiento de nuevos modelos de trabajo.

 

Sobre Carolina Castro Jorquera

Es doctora en el departamento de Historia del Arte de la UAM, Madrid. Sus intereses están enmarcados por las relaciones que es capaz de establecer el arte con otras disciplinas como la ciencia y la filosofía, así como también con las diferentes dimensiones de la consciencia humana y su rol en la construcción de la historia y del presente. Ha cursado el Master en Arte contemporáneo y Cultura Visual del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en España (2010) y participado en del 4to Curso Internacional de Curadores de la Bienal de Gwangju (GBICC), Korea del Sur (2012). Escribe regularmente en su blog.caroinc.net y colabora con la revista de arte contemporáneo Artishock. Ocasionalmente ha escrito para la web de la Colección Patricia Phelps de Cisneros CPPC. Es curadora de la sección Ch.ACO PLANTA de la feria Ch.ACO en Santiago de Chile y es miembro del equipo de selección de la residencia Calor Calor en Baja California Sur, México.